Entraña

La crisis ganadera argentina ha llevado en los últimos años a exprimir la creatividad a la hora de hacer un asado. El alto costo de la carne hace que redescubramos cortes que antes no se usaban. Es el caso de la entraña, un corte conocido, pero poco utilizado a la hora de hacer un asado como lo conocemos por estas latitudes. La entraña es la parte del diafragma pegado a las costillas.

Hoy en día, es uno de los cortes obligados, y por cierto, es delicioso.

Mi consejo para prepararlas, es muy simple:

  • No quitarles la piel, sólo hacerle unos cortes para que no se enrosquen cuando la piel se contraiga.
  • Salarlas abundantemente cuando las colocamos sobre la parrilla.
  • Asarlas con buen fuego para que se dore la piel al punto de quedar crocante.
  • Deben quedar jugosas en su interior.

Eso es todo lo que hay que tener en cuenta para unas excelentes entrañas a la parrilla. Puedes servirlas con la entrada, luego de los chorizos, o como plato principal luego de una salchicha parrillera.

No te olvides de un buen tinto y pan casero calentito para acompañar.

 

Tagged with:

Filed under: Asado Argentino

Like this post? Subscribe to my RSS feed and get loads more!